Connect with us
Congreso del Estado de Michoacán

Dieta y Ejercicio

¡OJO con lo que comes durante el embarazo!

Published

on

Sí… Así como lo lees. Tú como madre puedes ser la principal responsable de que tu hijo ahora no quiera comer nada más que pizzas, hamburguesas y nuggets.

Una investigación publicada en The FASEB Journal, indica que las mujeres embarazadas que consumen comida chatarra pueden causar cambios importantes en el proceso de desarrollo de sus fetos, lo que traería como consecuencia que sus hijos padezcan de una alteración de la vía de detección de opioides en su cerebro. Y… ¿qué significa eso? Dirás tú. Pues, los opioides son sustancias que se liberan tras el consumo de alimentos altos en grasa y azúcar. Es decir, que esta alteración haría que los niños se vuelvan menos sensibles a la detección de estas sustancias en el organismo lo que los convierte más “tolerantes” a la comida chatarra y tienen que comer más para lograr una respuesta positiva de satisfacción. En pocas palabras, el cuerpo no sabe cuándo parar.

Los resultados de esta investigación permiten informar mejor a las mujeres embarazadas sobre el efecto que, a largo plazo, puede tener la dieta que ellas mantengan mientras están en gestación, cómo influye directamente en el desarrollo de las preferencias alimenticias de sus hijos y en un posible riesgo de enfermedad metabólica. Así que, las mujeres encintas deberían tener más cuidado a la hora de escoger lo que se llevan a la boca. Esto también cuenta desde el momento en que estás preparando tu cuerpo para concebir. Si eres de las que planifica sus embarazos, entonces alerta a lo que comes desde el mismo momento en que decides tener un hijo. Mientras las madres tomen más decisiones saludables en sus dietas, más sanos serán sus críos.

Para hacer este descubrimiento, los investigadores hicieron estudios en dos grupos de ratas. Uno de ellos fue alimentado con una comida normal para ratas y el otro, con una variedad de comida chatarra para seres humanos, durante el período de embarazo y lactancia. Después del destete, los cachorros recibieron además inyecciones diarias de un bloqueador del receptor de opioides, que bloquea el reconocimiento de esta sustancia. Este bloqueo reduce el consumo de grasas y azúcar al impedir la liberación de dopamina. Los resultados mostraron que el bloqueador del receptor de opioide fue menos eficaz en la reducción de la ingesta de azúcar y grasa en las crías de madres alimentadas con comida chatarra; lo que sugiere que la habilidad de reconocimiento de opioides en estas crías es menos sensible que en las crías de madres que consumieron una alimentación estándar de ratas.

Lo importante en este estudio es que muestra que la adicción a la comida basura es verdadera y real. La comida chatarra se acopla a la química del cuerpo como ocurre con otras sustancias adictivas como el opio, la morfina o la heroína. Es triste decirlo, pero la comida chatarra durante el embarazo convierte a los niños en adictos a este tipo de alimentos procesados, llenos de químicos, saturados de sodio, sabores artificiales, azúcares y grasas dañinas para el cuerpo.

El papel de madre no comienza después del nacimiento de los niños, sino mucho tiempo atrás cuando apenas ese bebé es un deseo en la mujer. Una dieta alta en granos enteros, frutas y vegetales, de preferencia orgánica, alejada de lácteos, grasas y sustancias como las drogas y el alcohol; y aunada a una rutina regular de ejercicios, es la mejor fórmula para ganar. Si quieres tener hijos sanos, lo mejor es que comiences a cuidarte desde ya y prepara tu cuerpo como un lienzo puro y perfecto en el que colocarás la más maravillosa de tus expresiones artísticas.

Nathaly Salas-Guaithero – “La gurú hispana de la vida sana”
Consultora Holística de Nutrición y Salud
Twitter: @GuruHispana
www.iFoodandHappiness.com

Continue Reading
A %d blogueros les gusta esto: