Connect with us

Gente

Mi sueño, mi vida, mi pasión, el futbol: Francisco “El Huenti” Villalvazo

Published

on

Francisco Javier Villalvazo Santiago, mejor conocido como “Huentitán”, es originario de Guadalajara y a sus 21 años, se desempeña como futbolista profesional en la segunda división de Zitácuaro. Desde niño le gustaba el deporte, “mi papá y mi hermano son futbolistas, les encanta el fútbol y yo vengo de un barrio futbolero, ahí comenzó mi interés por el deporte”, expresó.

Actos fallidos, momentos difíciles antes de llegar al “Deportivo Zitácuaro”

 Antes de su llegada a Zitácuaro Francisco pasó por varios intentos sin éxito para ingresar a un equipo profesional de futbol, el primero de ellos fue con el club de Tecos, a la edad de 15 años, el futbolista se encontraba entrenando en una escuela de fuerzas básicas de éste club cuando sufrió una lesión en la rodilla, por un momento el futbolista no se percató de la gravedad de dicha lesión, y fue atendido de manera inmediata por personal de la cruz roja, quienes le colocaron una fédula y le recetaron medicamento, sin embargo, eso no fue suficiente para su total recuperación.

IMG 9326 720

Después de un tiempo con la fédula, el futbolista regresó a la cancha, pero para ese entonces ya había perdido la oportunidad de ingresar al club Tecos. Al paso de los días, tratando de incorporarse nuevamente al mundo del futbol, continuaba teniendo cierta molestia en la rodilla, su rendimiento no era para nada parecido al de antes, por lo que comenzó a recibir comentarios negativos de varias personas, diciéndole que después de una lesión en la rodilla su carrera como futbolista prácticamente sería imposible de continuar, por las consecuencias que ese tipo de lesiones presentan después de sufrirlas, los movimientos del pie difícilmente vuelven hacer los mismos.

“Por un momento llegue a pensar que mi carrera como futbolista profesional aún ni siquiera había comenzado y prácticamente con esa lesión había terminado, esto para mí fue muy difícil en su momento, pero lo fue porque me deje llevar por los comentarios de las personas”.

Con la mentalidad cabizbaja, acudió al médico para que le revisaran su rodilla, el resultado…, una fractura de tibia y tenía que ser operado lo más pronto posible. Sin embargo, para su fortuna, el doctor le explicó que efectivamente tenía que ser operado pero que su rodilla iba a quedar al 100% y que iba a poder continuar jugando normalmente; “Yo recuerdo que el doctor me dijo, vas a quedar bien, y verás que me vas a buscar cuando estés jugando como profesional, eso me motivó bastante y le eche muchas ganas a la rehabilitación para poder volver a integrarme al mundo del futbol”, expresó.

Después de su recuperación llega al Deportivo Zitácuaro

IMG 9356 720A la edad de los 16 años, completamente rehabilitado, recibió una invitación por parte del profesor de fútbol Vladimir, de Guadalajara, para jugar en tercera división profesional, lo que causó en el futbolista mucha emoción y entusiasmo, ya que su sueño desde pequeño ha sido jugar profesionalmente.

Motivado por las palabras del entrenador, el futbolista preguntó, en dónde existía esa posibilidad que el tanto anhelaba, “es en Zitácuaro, Michoacán”, respondió el profesor. En ese momento Huentitán se quedó sorprendido por la noticia, “Yo sólo pensaba en que mi mamá no me dejaría viajar hasta Zitácuaro por mi propia cuenta, mucho menos imaginando la posibilidad de que tendría que migrar a esa ciudad y continuar mi vida lejos de ella y de mis hermanos”, comentó.  

Francisco decidió platicar esta oportunidad solamente con un profesor de confianza, consultó los costos del viaje y hospedaje, arregló, con la ayuda de entrenadores de futbol, su llegada a Zitácuaro, sin embargo, no podía viajar sin el permiso de sus padres, debido a que era menor de edad, por lo que optó por no preocupar demasiado a su madre y decidió pedirle a su papá que le firmara un permiso para poder viajar.

Afortunadamente para él, el entrenador de la, entonces tercera división de Zitácuaro, después de las pruebas de ingreso, le pide que se quede a formar parte del Deportivo Zitácuaro; “Mi ilusión, al fin entonces, comenzaba a ser realidad”, expresó Huenti.

Ingreso

 

Después de recibir la buena noticia, se encontraba muy contento, pero a la vez preocupado, llamó a su mamá, le explicó la situación y después de varios minutos en el teléfono, la convenció para que le apoyara en esta oportunidad tan importante de iniciarse como futbolista profesional.

Al ingresar al Deportivo Zitácuaro, Irvin Osorio, que en ese entonces, formaba parte del cuerpo técnico del equipo, invitó a “Huenti” a seguir estudiando y cursar la preparatoria, el futbolista aceptó la invitación y continuó sus estudios en la preparatoria Melchor Ocampo de esta ciudad. “Estudiar y estar en un equipo profesional no sonaba tan sencillo, pero tenía que continuar aprendiendo, terminar la preparatoria, para después ingresar a la universidad”, comentó. 

Al principio fue difícil porque no conocía a nadie en la ciudad, sin embargo recibió mucho a poyo por parte de sus compañeros del equipo, por el Lic. Armando Santoyo y por Irvin Osorio. Poco a poco se fue adaptando a la ciudad y conociendo nuevas personas, era prácticamente un adolescente y el ingresar a la escuela lo ayudo mucho para hacer amigos.

Sus inicios como futbolista profesional

En el primer torneo que estuvo en Zitácuaro, su desenvolvimiento y el del equipo no fueron tan satisfactorios como él lo pensó, no lograron la clasificación y la temporada terminó muy pronto.

En su segunda temporada de instancia en el equipo, las cosas mejoraron pero tampoco fue suficiente para clasificar, los resultados no satisfactorios de sus dos primeros torneos lo motivaron a querer salir del club de Zitácuaro, busco otras opciones, en Chilpancingo, en Guadalajara pero al final decidió permanecer en Zitácuaro por el apoyo que recibía por parte de sus compañeros y de sus entrenadores.  “Además, ya estaba en la escuela y tenía muchos amigos, moverme sería volver a empezar y pedir mis papeles para poder ingresar a otra preparatoria, lo pensé y decidí quedarme aquí”.

El ascenso a Segunda División profesional

IMG 7808 720

En la temporada de este año, Deportivo Zitácuaro ascendió a segunda división profesional. “Fue una experiencia inolvidable, a base de sacrificios, esfuerzos propios y sobre todo de un trabajo en equipo”.

El futbolista expresó que este ascenso no se lo esperaba, inclusive llego a pensar que sería su última temporada en Deportivo Zitácuaro y tal vez, su última instancia en un equipo profesional.

–          “En ese momento, me hice consciente de que estábamos en octavos de final, a pocos pasos de ascender a segunda división, todos estábamos emocionados y a la vez nerviosos, porque era la primera vez que llegábamos hasta ahí, pero también sabíamos que el ascenso aún no era seguro y nos quedaba mucho por hacer”, comentó”.

 

Un partido determinante

–          La semifinal se jugó en Zitácuaro, era un partido determinante para el equipo, ya que se ganaba ascendían a segunda división profesional. “Al entrar al estadio, me emocionó el ver que acudieron más personas a vernos, iba a ser un partido determinante, porque avanzaríamos a semifinales, a un solo paso de ascender”.

–           “ha sido una de las experiencias más bonitas en mi vida, inolvidable, un partido cardiaco pero muy emocionante, no puedo explicar la emoción que sentí y lo que pasaba en mi mente durante esos momentos, sólo sé que estaba muy contento, muy satisfecho de mi”, expresó emocionado el futbolista.

Eres Feliz

IMG 9304 -720“Si lo soy, porque hubo muchas personas que no creyeron en mí pero con esfuerzo y trabajo estoy en segunda división profesional, estoy satisfecho de mis logros y de la historia que tengo para contar, he madurado, he cambiado mi forma de pensar, vivir sólo es difícil, cuando llegué aquí era un total desconocido, ahora salgo a la calle y muchos me saludan, estoy muy contento de estar aquí en Zitácuaro, las personas son muy buenas, me extendieron la mano desde que llegué, estoy agradecido con todos los que me han apoyado y aunque extraño a mi familia no me siento lejos de ellos, ya que me siguen apoyando, hablamos y eso me hace sentirlos cerca”.

 

Mi inspiración: Mi mamá y mi hermana

Respecto a las figuras del futbol, el deportista expresó que su modelo a seguir es CR7, Christiano Ronaldo, debido a que ayuda a varias fundaciones y es muy bueno en el futbol, -“yo lo admiro porque ayuda a las personas que lo necesitan y eso muestra parte de su humidad como ser humano”.

Su inspiración más grande, su hermana Alejandra y su mamá, ellas han sido fundamentales en su vida como consejeras y amigas, “Mi hermana es mi mejor amiga, quiero seguir creciendo como futbolista, pero jamás abandonaré mis estudios, ya que algún día de la manera que pueda me gustaría ayudar a una fundación de personas diabéticas o alguien en especial con esta enfermedad”, finalizó.

 

Por LCC A. Karen Cruz V.

Continue Reading