Connect with us

Opinión

“LA CREACIÓN Y LA VIVENCIA”

Compartir con:

Bagatelas: “LA CREACIÓN Y LA VIVENCIA”

El origen del hombre tiene su razón en el acto de crear (dar realidad a una cosa material o inmaterial a partir de la nada) por decisión de un SER SUPREMO; el ser humano fue creado a imagen y semejanza de ese SER, dando así a la humanidad el don de la creación, principio fundamental para su crecimiento y desarrollo en todos los ámbitos; sin embargo, también le fue otorgado el libre albedrío, dejando así un amplio camino para la toma de opciones y decisiones que bien podrían ser en pro o en contra de un óptimo desarrollo social, cultural y humano.

El acto de crear está muy ligado a un artista, a un inventor, a un artesano, etc. Pero… ¿solo ellos pueden crear?, o ¿acaso el ser humano común no puede crear?; para contestar éstas preguntas debemos tomar en cuenta otro termino, “VIVENCIAR” (hacer que algo pase a ser una experiencia vital), ese término nos permitirá considerar que el crear y el hacer están íntimamente relacionados, sin ser lo mismo; pues se puede crear sin que por fuerza necesitemos vivenciar lo creado, así como también podríamos vivenciar algo que otro u otros hallan creado.

¿Por qué?…porque el ser común crea con un fin meramente utilitario, funcional, y su vivencia de lo creado, si es que ésta se da generalmente está encuadrada en la vitalidad como una gran energía o impulso que estará centrado en la satisfacción por su importancia a corto o mediano plazo como un producto de beneficio material, económico o de confort.

El artista (académico) busca crear con un fin conceptual, no utilitario; busca crear a partir de un enfoque mental, espiritual, distinto; una forma de ver el mundo o una parte de éste desde otros ángulos, plasmándolo en su arte, en su obra, y su vivencia abarcará la vitalidad como energía, la vitalidad como impulso, pero, sobre todo, la vitalidad como trascendencia, como permanencia, ir más allá de su mismo ser a través de la imaginación, más que de la utilidad que bien pudiera manifestarse pero como una forma de solaz y recreación o reflexión para segundos o terceros.

La creación en un ser común y un artista comparten el mismo principio de dar realidad a algo, sin embargo, lo separa el fin buscado o razón por la que se crea y, la forma de su práctica vivencial cuando ésta pudiera aparecer.

La creación en el ser humano es un don, pero también una virtud, impulsadas por la imaginación, ojo interno que nos lleva a “CREER PARA VER” y que será el tema de nuestra próxima BAGATELA… GRACIAS.

ATT. “ ROPAVEJERO ”

Compartir con:

Más leídas