Connect with us

Zitácuaro

El origen de la Calle del Triunfo sobre Tres Villas; Benedicto López allanó el camino para la SJNA

Compartir con:

Al hacer una entrevista al periodista Servando Rueda Cázares, quien dio a conocer la placa de una nomenclatura que se encuentra en la calle Benedicto López, casi esquina con Guillermo Prieto, aclaró que “Hace algunos días, y sin querer queriendo, me llamó la atención de una placa de calle, y no es hallazgo porque ahí ha estado siempre, que dice nada menos que “Calle del Triunfo sobre Tres Villas”, y rápidamente hice una suposición muy aventurada que las 3 villas con las que contaba la entonces Intendencia de Valladolid son precisamente Charo, Zamora y Zitácuaro

, y supuse sin tener elementos, que quienes pusieron esa placa, tal vez fueron los realistas, pues en la provincia de Valladolid en la época virreinal habían 3 villas: Charo, Zamora y Zitácuaro, porque de manera alegórica se referían a los 2 primeros lugares, porque fueron lugares en las que estuvo el Padre de la Patria, e incluso en Zamora nació Sixto Verduzco, vocal de la Junta de Zitácuaro, y que la tercera (Zitácuaro) que fue donde tras cruentos combates y a las órdenes de Félix Calleja María del Rey tomaron la villa y la incendiaron, por en esa época era el principal foco de la insurgencia”.

“Pero me quedaron muchas dudas, por lo que me puse a investigar sobre cuál podría ser el origen del nombre de “Calle del Triunfo sobre Tres Villas”, y no necesité de mucho tiempo, pues por azar me encontré rápidamente con ensayo histórico del arquitecto Roberto Herrera Medina “La Independencia de México y la Suprema Junta Nacional Americana de Zitácuaro”, donde el autor en la página 46 de dicha publicación, donde textualmente dice:

‘Don Benedicto López levantó una partida en Zitácuaro y consiguió que otras personas de las cercanías hiciesen otro tanto, al grado que a fines de 1810 estaba insurrecionado (sic) toda la región…. El virrey para tener expeditas las comunicaciones por ese rumbo, se vio en la necesidad de enviar una división a las órdenes del capitán español don Juan Bautista de la Torre, del Regimiento de Tres Villas. López, que se había situado en Zitácuaro, rechazó allí fácilmente a la tentativa que el 20 de Febrero de 1811 hizo el teniente Torrescano para apoderarse de la población, y espero la llegada de (de la) Torre haciendo (don Benedicto López) algunos trabajos básicos de fortificación, no atreviéndose a salir de la villa por las continuas victorias que el realista obtuvo en los meses de marzo y abril, y que causaron un abatimiento general en toda la región’.

x98

Continúa en la página 47 de la obra del autor Herrera Medina, que el 22 de Mayo (de 1811), el envanecido Juan Bautista de la Torre, atacó la plaza, llegando proveniente de San Mateo e incluso logró estar cerca de la Villa de San Juan Zitácuaro al apoderarse del Cerro del Calvario, pero las fuerzas de don Benedicto López se rehicieron y ganaron terreno. El capitán español viendo el peligró “apresuradamente se confesó con su compadre el cura Arévalo”, pero ello no lo salvó pues el realista cayó en poder de López, que quiso llevarlo al pueblo de Santiago Tuxpan “pero en el camino fue muerto a pedradas por los indios, que querían vengar en él las atrocidades que en su agravio había cometido en tres meses de campaña”. Y de los 700 soldados realistas, quienes no murieron cayeron prisioneros, y esta victoria de las armas insurgentes “y Rayón, que estaba en Tuzantla, con una pequeña partida, se dirigió a Zitácuaro, donde (Benedicto) López que no era ambicioso, ni díscolo, le cedió el mando le entregó todo los recursos”.

Con esta victoria, López Rayón pudo organizarse en la Villa de San Juan Zitácuaro y semanas más tardes poner en práctica la primera forma de gobierno independiente con la Suprema Junta Nacional Americana, y seguramente al concluir la guerra de Independencia los vecinos erigieron la placa de “Calle del Triunfo sobre Tres Villas”.

En el plano de lo que ya era la ciudad de Zitácuaro, que data de 1897, y que aparece como autor don Juan Pérez (aunque el plano debió haber sido levantado años antes, ya que él mencionado Juan Pérez murió en 1894), está la calle del Triunfo sobre las tres Villas, que no es otra que lo que es actualmente la calle Benedicto López Sur, que en ese mismo plano aparece de Cuauhtémoc hacia el Norte como Calzada Chica de Nicolás Romero; de Cuauhtémoc hacia el sur aparece ya como Benedicto López hasta López Rayón, y de ésta última hacia lo que ahora es Matamoros como Independencia; y más hacia el sur como “Calle del Triunfo sobre Tres Villas” hasta la entonces Calzada de la Reforma (hoy Héctor Terán), pues el nombre fue puesto a dicha rúa para recordar el triunfo de los zitacuarenses, encabezados por don Benedicto López Tejeda, que hasta ahora permanece ahí, y que con el paso del tiempo dicha pieza es de alto valor histórico.

La calle Benedicto López ya en el siglo XX era desde González Ortega, en los 60’s hasta Lerdo como tal y luego se convertía e Independencia, pasando por lugares contradictorios, pues ahí estaba el teatro Juárez y el auténtico Jardín de las Flores con el monumento a don Melchor Ocampo y más allá la famosa zona de tolerancia con sus cabarets y su singular nombre de “El Burro”. Y años más tarde, Benedicto López va de norte a Sur, desde la Colonia Educación hasta la Colonia El Calvario, por lo que el gobierno municipal, que encabeza Juan Carlos Campos Ponce, debe rescatar esta placa, que se encuentra en la calle de Benedicto López casi esquina con Guillermo Prieto.

Y en contraste,  la misma contraesquina, ya no se ve una placa que recuerda a don Venustiano Carranza y que el doctor (en historia) Moisés Guzmán Pérez incluyó en su obra Epigrafía de Zitácuaro, impresa en 1998, y que erigida en ese lugar el 26 de Marzo de 1959, cuando era presidente de Zitácuaro don Gabriel Camporredondo de Dios.

Cabe destacar que ambas placas están (o la segunda estaba) en propiedad privada, y la de la Calle del Triunfo sobre Tres Villas está visible y la dedicada a Venustiano Carranza no se observa ya.

Por supuesto, la desaparición de la placa que conmemora al constitucionalista Carranza, nos hace reflexionar que entre las atribuciones del cronista municipal debe ser la de cuidar en forma permanente los sitios y monumentos históricos, así como que ya no se siga atentando contra el patrimonio histórico, es decir que se convierta en vigilante permanente.

Vía: Servando Rueda Cázares

Fuentes: 

Zitácuaro Memoria Fotográfica Tomo II del maestro Crispín Duarte Soto 2005

Epigrafía de Zitácuaro del doctor Moisés Guzmán Pérez 1998

La Independencia de México y La Suprema Junta Nacional Americana de Zitácuaro, Arquitecto Roberto Herrera Medina Enero 2010

Compartir con:

Más leídas