Connect with us

Seguridad

Aprehende la Ministerial a presunto homicida de ex interno de un “anexo” para alcohólicos

Published

on

x297


MORELIA, Michoacán.-
En cumplimiento a una orden de aprehensión, agentes de la Policía Ministerial efectuaron la detención de un ex encargado de un centro de rehabilitación para alcohólicos y drogadictos, conocidos como “anexos”, ya que se encuentra involucrado en el crimen de un ex interno del lugar, donde fue ultimado a golpes y después arrojado en sitio despoblado.

El presunto responsable fue identificado como Carlos Oswaldo Guijosa Piñón, de 21 años de edad, con domicilio en el fraccionamiento La Hacienda de esta ciudad, quien está relacionado en el proceso penal número 22/2013-I del Juzgado Cuarto de lo Penal de este distrito judicial, por el delito de homicidio calificado, en agravio de Manuel Alfredo Vargas Esquivel.

De acuerdo con los antecedentes procesales, los hechos delictuosos se registraron el día 08 de enero del presente año, después de que Guijosa Piñón y otros acompañantes, residentes del anexo denominado “Providencia”, ubicado en la calle Zinzimacato 220 de la colonia El Lago I, interceptaron a Manuel Alfredo cuando “boteaba” sin estar autorizado para ello, en la avenida Madero Poniente de esta capital. 

El indiciado dijo que el ahora occiso ya no tenía relación alguna con el centro de rehabilitación, pero portaba un gafete para solicitar a nombre del anexo contribuciones económicas a transeúntes y automovilistas, con el propósito de quedarse con el dinero. Al tener conocimiento del proceder del ex interno, Carlos Oswaldo decidió ir en su busca y recluirlo en el anexo para someterlo a castigo, con apoyo de otros alojados en el lugar, quienes en diversas ocasiones le dieron de golpes en todo el cuerpo y obligaron a permanecer de pie durante varias horas, para después arrojarle cubetadas de agua fría y continuar la golpiza.

Tras dejarlo prácticamente inconsciente, el encargado del anexo ordenó a dos moradores que se encargaran de su custodia, en tanto él se retiraba a descansar. Más tarde, Carlos Oswaldo fue informado del fallecimiento de Manuel Alfredo Vargas, por lo que determinó deshacerse del cadáver y con la ayuda de sus incondicionales, lo trasladó a bordo de una camioneta hasta las cercanías de la tenencia de Atécuaro, para abandonar el cuerpo en el sitio conocido como “La Mina”, donde posteriormente fue descubierto por algunos lugareños que reportaron el hallazgo a las autoridades.

Las investigaciones desarrolladas por la Policía Ministerial permitieron el esclarecimiento de los hechos y determinar la identidad de los presuntos involucrados en el homicidio del agraviado, encabezados por Carlos Oswaldo Guijosa Piñón, quien a pesar de darse a la fuga fue localizado por los elementos de la PGJE para posteriormente quedar a disposición de la autoridad jurisdiccional competente.  

Continue Reading
A %d blogueros les gusta esto: