Connect with us

Opinión

¿Y el addenum al Pacto por México?

Compartir con:

Ineludible por definición, la lógica electoral arrasa con el ambiente de civilidad y consenso que con tanto denuedo habían tejido los arquitectos del Pacto por México.

Fieles a la palabra empeñada, los dirigentes nacionales del PRI, del PAN y del PRD cumplen con los compromisos adquiridos con el presidente Enrique Peña Nieto. Pero en las 14 entidades donde habrá comicios el próximo 7 de julio, los demonios andan sueltos.

En Aguascalientes, la instalación de la “comisión plural estatal de preservación del entorno político de equidad en la competencia” (sic), en respuesta a un llamado que formuló el gobernador Carlos Lozano de la Torre, quedó en segundo plano, luego de la queja formulada por el PRI contra la “descarada intervención” del mandatario de Guanajuato, Miguel Márquez en los comicios locales.

Sin presentar pruebas, Lula Dávila Castañera, vocera de las campañas priistas, alertó sobre el arribo de “turistas electorales guanajuatenses” a tierras hidrocálidas. Según esta denuncia, se han hecho visibles, por los autos que tripulan –con placas de ese estado–, porque han rentado una decena de casas en la capital y, sobre todo, por “el trabajo de interferencia” que han comenzado a realizar.

“Sabemos que van operar con la descalificación, con enconos; tratando de molestar a nuestros equipos de campaña, de asediarlos, acosarlos con la intención de generar violencia en esta elección”, enlistó Dávila, “que tratar de hacer lo que ellos llaman su carrusel, la compra de votos el mandar y operar en contra de nuestra gente, de nuestras líderes de colonia, eso lo sabe hacer muy bien Acción Nacional y lo hace con dinero de los guanajuatenses”.

Con la misma hostilidad, aunque menos barullo, el PRI de Puebla ha exigido al gobernador Rafael Moreno-Valle desistir de los apoyos que presuntamente otorga a los candidatos del PAN en la contienda local por las alcaldías y las diputaciones locales, particularmente a su ex secretario de Infraestructura, Antonio Gali, quien dejó el gabinete estatal para competir por la presidencia municipal de la Angelópolis.

Ya circula en You Tube un video en el que un presunto operador electoral de Gali exige a un taxista que pegue propaganda de su candidato. En caso de que no acepte hacerlo, amenaza, el secretario de Transportes del gobierno estatal, Bernardo Huerta, le cancelará su permiso y le retirará sus placas. “Y entonces a ver cómo le haces para tragar”, se oye decir. Y es que en el video solo se escucha la conversación del chofer y el enviado por Gali y se observan dos autos con placas 2018 SSJ y 3298 SSJ, además de un mensaje que reza: “aunque nos pongas el micro perforado no votaremos por ti, ahí la imagen de Antonio Gali”.

El taxista y grabó con su teléfono celular, escondido bajo sus piernas. “¿Quieres apoyo?” –reclama el supuesto operador aliancista, en el video– “primero nos apoyas y luego vemos cómo te ayudamos”.

Esta será una de las pruebas que ofrecerán el delegado del CEN del PRI en Puebla, Fernando Moreno y el presidente del comité estatal, Pablo Fernández del Campo, este mediodía en la Ciudad de México. A dos semanas del arranque de las campañas, dicen, ya se acumula “una serie de irregularidades en las que incurre el gobernador Moreno Valle”, quien buscaría interferir en el actual proceso electoral para beneficiar a sus candidatos.

Denuncias endebles que forman parte de un “alineamiento estratégico” que buscan capitalizar localmente el problema de imagen que genera al PAN el pleito por la coordinación de los senadores.

EFECTOS SECUNDARIOS

¿DIRIGENTES MEDIOCRES? En representación de los patrocinadores, acudió Marinela Servitje. Y Edmundo Berumen, como encargado del diseño muestral y trabajo de campo. Ambos presentaron los resultados de la Encuesta Nacional sobre Educación Básica, encargada por el Instituto de Fomento e Investigación Educativa (IFIE), que preside Milagros Fernández. “¿Qué calificación otorga al SNTE?”, preguntaron en noviembre del año pasado a maestros y directores del sistema de educación básica. El promedio fue 6.8. Para el 51% de los entrevistados, la organización que entonces encabezaba Elba Esther Gordillo, no tenía un funcionamiento democrático y el 62% opinaba que no era una organización suficientemente transparente en el manejo de las cuotas. La mitad aceptaba que los líderes de las secciones sindicales trataban de incidir entre las bases magisteriales para que dieran su voto a favor de un partido político, en épocas de campaña. No obstante, 73% estuvo a favor de su intervención en la asignación de plazas y 79% consintió que definieran los programas de incentivos docentes.

INFORTUNIO. Serán sus mentiras y sus veleidades, pero sobre todo, sus errores al seleccionar a su equipo de colaboradores, lo que terminarán por hundir al ex gobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo. Traicionado por quienes supuestamente estaban encargados de cuidarlo, terminó desfalcado por su secretario de finanzas, José Manuel Saiz Pineda. Un cateo realizado ayer por policías judiciales en las oficinas de ese exfuncionario y en un rancho en Nacajuca, puso al descubierto 8 millones de pesos en efectivo, además de documentación contable y equipo de cómputo que podrían culminar con la acción penal en contra del ex mandatario tabasqueño. Si no hay un deslinde oportuno a este escándalo, el PRI terminará pagando los platos rotos en las urnas, el próximo 7 de julio.


Por: Alberto Aguirre M. / elarsenal.net / Correo electrónico: [email protected]

Compartir con:

Más leídas