Connect with us

Opinión

“Si no nos quieren en el PAN, pues a la chingada…”

Compartir con:

Nos topamos con Gustavo Madero en el restaurante Los Cristales del Palacio Legislativo. Lo acompañaba, más serio que de costumbre, Santiago Creel, integrante del Consejo Rector del Pacto por México.

El jefe panista fue cordial. Estaba, como siempre dice, “bien y de buenas”. Nos invitó a sentarnos cinco minutos. Tiempo suficiente para que conociéramos el eje de ese nuevo discurso que, sabemos, entusiasmó a la bancada azul en la Cámara de Diputados.

Ese nuevo discurso, surgido a partir del escándalo de las redes electorales en Veracruz y el respaldo de Peña a Rosario, es crítico con el gobierno federal y lo sintetiza de la siguiente manera: “no se vale que en una mesa estés colaborando y en la otra que te estén ganando a la mala…”

Madero no ha dejado de creer en el Pacto como instrumento para lograr acuerdos entre diferentes. Es más. Está convencido de que no debe verse afectado por los procesos electorales “siempre y cuando los comicios se den con piso parejo.”

Le preguntamos que tendría que hacer el gobierno federal para que el ambiente político vuelva a la armonía que lo caracterizó estos últimos meses. El hombre fue claro: cárcel para los funcionarios involucrados en las redes electorales de Veracruz.

“Eso es lo menos”, recalcó.

Otra condición: el blindaje de los programas sociales y la supervisión de los mismos por organizaciones ciudadanas.

El jefe panista le dedicó un breve espacio al procurador Jesús Murillo, quien, recordó, ha sido tres veces secretario general del PRI. Le pide una sola cosa: que “actúe con imparcialidad” en el caso de Veracruz.

* * *

Los panistas están obligados a cantar el mea culpa. Hace dos años, el Senado aprobó una Ley que incluía una serie de requisitos para ser delegado federal en los estados. Entre las condiciones estaba la de no haber sido dirigente de un partido político o haber ocupado un cargo de elección popular.

La intención era apartar los programas sociales de su uso electoral.

Algo inaudito en un país plagado de necesidades y con arraigadas costumbres clientelares a las que todos –sí, todos– los partidos recurren: te afilio al programa a cambio del voto

La iniciativa pasó a San Lázaro como minuta. Pero eran los tiempos de las rivalidades priistas inter camarales. Lo que aprobaba una cámara, la otra lo tiraba. El Congreso estaba atrapado en la inercia preelectoral.

La coyuntura fue explotada por los diputados panistas, entonces comandados por Josefina Vázquez Mota. No era conveniente modificar nada en las delegaciones. Menos con elecciones a la vista. En ese entonces estaban en poder de los azules.

Con el respaldo del PRI (coordinado entonces por Paco Rojas), mocharon el texto. Le quitaron los requisitos para ser delegado. Enviaron la iniciativa de regreso a Manlio. Allí quedó. “No tenía caso”, nos dijo el sonorense.

Hoy se rasgan las vestiduras por la red electoral detectada en Veracruz y el respaldo de Peña Nieto a Robles.

* * *

Fue una jornada muy movida en San Lázaro. Los diputados priistas de Veracruz, comandados por Alejandro Montano, le dieron tremenda balconeada a Miguel Ángel Yunes y a su hijo del mismo nombre.

Exhibieron grabaciones, con la supuesta voz de ambos, en las que negocian apoyos del programa Oportunidades a cambio de votos para el PAN.

La grabación, además, revela la pésima relación de Yúnes Linares, el padre, con algunos funcionarios del CEN del azul. Se escucha clarito como a Pepe Espina, presidente de la Comisión de Elecciones de ese partido, lo califica de “hijo de puta”.

Le dice también al presidente municipal de Tentoyuca, Joaquín Aguilar Valdés que “si no nos quieren en el PAN, pues a la chingada…”
* * *
Sucedió en la rueda de prensa convocada por el PAN, PRD, PT y el MC para solicitar la renuncia de Rosario Robles, titular de la Sedesol, y del gobernador de Veracruz, Javier Duarte.

Silvano Aureoles no pudo evitar darle un llegue a Ricardo Monreal, su homologo del MC. “Es duro en tribuna, pero (le tiembla la mano) a la hora de firmar”, criticó el coordinador perredista. Y es que el zacatecano no firmó la petición de juicio político que suscribieron

Ricardo Mejía, segundo de la bancada del MC, explicó que no firmaron porque carece de sentido solicitar juicio político en contra de la funcionaria y el mandatario por una sencilla razón: la Sección Instructora que deberá darle cauce a la solicitud, está encabezada por el dipucharlas del PRI, José Rangel Espinosa.

Pidió a la oposición “Ya rompan el Pacto…”
* * *
¿Juicio político a Rosario y a Duarte? Sí, como no, pero vamos por orden de prelación. Hay 35 demandas antes, entre ellas la de Marcelo Ebrard. Lo dijo Manlio en la reunión previa de la bancada del PRI en San Lázaro.
* * *
En el Grupo Salinas lo celebran como si hubiesen ganado la copa mundial de fútbol. Luis Téllez fue condenado a pagar una indemnización a Electra por “daño moral”.

Un juez del DF consideró que el presidente de la Bolsa Mexicana de Valores no actúo con ética al declarar que la empresa de ese grupo estaba en “mala situación financiera” y a punto de salir del IPyC. Eso impactó en su cotización.

Por: Francisco Garfias. / elarsenal.net

Compartir con:

Más leídas