Connect with us

Opinión

“Malversaciones que Cordero no vio y que Calderón permitió…”

Compartir con:

Aquella soleada mañana de septiembre de 2003, caminaba junto a Manlio Fabio Beltrones por La Fragua, la calle donde fue baleado José Francisco Ruiz Massieu.

 

En esos días acababa de registrarse un episodio que puso al sonorense frente a la maestra Gordillo por enésima vez: la difusión de un libro, Elba de Troya, que la dejaba muy mal parada.

La Maestra hizo responsable a Manlio del anónimo texto. En un arranque de ira, había insinuado públicamente que el de Sonora provenía de las “cañerías políticas”.

El tema se colocó súbitamente en el centro de la conversación con el político de Sonora. La respuesta que éste dio a la rudeza de la maestra se me quedó grabada, palabra por palabra.

“La única vez que bajé a las cañerías de la política fue a buscar una rata para ponerla en el SNTE”, dijo, en tono de rabia.

Fue Manlio el que operó, por órdenes de Carlos Salinas, para colocar a Elba a la cabeza del SNTE, tras la caída de Carlos Jonguitud.

Las mismas palabras que me dejaron frío las vi publicadas ayer en el hebdomadario sonorenseMottu Propio.

El agrio intercambio ilustra el tamaño de la enemistad que hubo entre los dos.

El hoy coordinador de los diputados federales del PRI no salió ayer a dar declaraciones. Prudencia obliga. Sacó un lacónico comunicado en el que dijo que en un estado de derecho no se pueden hacer distinciones.

* * *

Los rebotes de la caída de Elba ya se dejan sentir en el PAN. A los maderistas no les gustó nadita que el senador Ernesto Cordero, uno de los dos secretarios de Hacienda en la administración Calderón, haya declarado que nada sabía de los costosísimos cochupos de Elba Esther. “Es ignorancia o es encubrimiento. No hay más”, nos dijo uno de los leales al jefe nacional del azul.

La fuente agregó que la impunidad de la que gozó La Maestra, particularmente en el sexenio de Felipe, suscita animadversión interna hacia los calderonistas. ¿Por qué no se actuó? Preguntan con insistencia.

La justificación que le atribuyen al ex secretario particular del presidente, Roberto Gil, los hizo hacer más corajes. “No soy ministerio público”, habría dicho el actual senador del PAN. La garganta maderista replicó de inmediato: “Es una respuesta estúpida”.

Y llegó tan lejos que hasta título de la columna sugirió: “Las malversaciones que Cordero no vio y que Calderón permitió”.

* * *

El coordinador de los diputados del PAN, Luis Alberto Villarreal, no se escudó en el anonimato para criticar a los calderonistas. Ante el señalamiento de que el PAN no hizo nada contra los abusos de la maestra, declaró: “Pregúntenle a los que fueron funcionarios de Hacienda y del SAT” –que hoy andan en Banxico, la Cancillería, y la presidencia del Senado.

“Yo solo fui legislador en esos años. No formé parte del gabinete ni de Fox, ni de Felipe Calderón.

Villarreal fue más lejos. Manifestó su certeza de que parte de las averiguaciones que llevaron a la detención de la Maestra se hicieron en los tiempos de Meade en la SHCP.

El mismísimo Madero aventó piedras. Le dijo a Brozo que lamentaba que los gobiernos panistas no hubiesen actuado contra la líder del SNTE.

“Es parte del déficit que tienen nuestros gobiernos (Vicente Fox y Felipe Calderón) y que nos cobraron en las urnas, las expectativas no pudieron ser satisfechas, me hago cargo de la situación y lo lamento muchísimo”, dijo en El Mañanero.

* * *

De Puebla nos hicieron llegar una entrevista del gobernador Rafael Moreno Valle, muy cercano a Elba Esther, con la OEM. Toca el tema de la detención de La Maestra, tan espinoso para él.

Destaca el siguiente párrafo: “Siempre he sido amigo de mis amigos, pero entiendo también que este asunto se tiene que resolver en las instancias legales competentes”. El mandatario destacó que corresponderá a las autoridades judiciales federales resolver, en su momento, con estricto apego a la Ley”.

* * *

Ninguno de los diez diputados de Nueva Alianza se paró la mañana de ayer en San Lázaro. No quieren, ni pueden hablar. Prefirieron ausentarse, antes de enfrentarse a la prensa.

Sabemos que la incertidumbre reina en el grupo parlamentario del partido que fundó Elba Esther. Quedaron huérfanos y apestados. A todos los palomeó la maestra. ¿Con quién se van a aliar? Era la pregunta en los pasillos del Palacio Legislativo.

Se verían mal si se van con el PRI. El gobierno emanado de ese partido metió al bote a La Jefa de todos ellos. La izquierda los rechaza. El PAN ve a la maestra como una traidora a Fox y Calderón. Hasta ayer eran el fiel de la balanza. Junto con ellos, el PRI y el PVEM alcanzaban una mayoría. ¿De qué lado se pondrán? Dos a uno a que se van con el partido en el gobierno. Cuestión de sobrevivencia.

* * *

Nos topamos en San Lázaro con Martí Batres. ¿Te sorprendió lo de Gordillo? Le preguntamos. “Si y no”, respondió el presidente de Morena. “Sabía que iba a ocurrir. Ya estaba el rumor de que venían cortinas de humo para desviar la atención del tema de la privatización del petróleo”.

“Eso –prosiguió— debió haber ocurrido hace mucho. Si no pasó fue porque dos gobiernos del PRI y dos del PAN la protegieron. Peña no debe esperar aplausos. No hay motivo para hacerlos. ¿Y Salinas? ¿Y Arturo Montiel? ¿Y sus cuentas de campaña?”.

Batres entregó los diputados la Agenda Legislativa de Morena. Son cinco puntos: Ley de Austeridad, Nuevos Derechos Sociales Universales, Ley Cocopa, Democratización de los Medios de Comunicación, y Defensa del Petróleo y la Economía popular.

FIN.

Por: Francisco Garfias. / elarsenal.net

Facebook Notice for EU! You need to login to view and post FB Comments!
Compartir con:

Más leídas