Connect with us

Opinión

Las 20 horas de Obama en México

Compartir con:

El presidente Obama llega hoy a las 14:30 horas a la Ciudad de México. Permanecerá entre nosotros hasta el próximo viernes a las 12:30 pm. Una visita de veinte horas en la que se abordarán los incontables problemas y oportunidades entre dos países que tienen una frontera en común de 3 mil kilómetros y una historia marcada más por las diferencias que por la cooperación.

Tal vez ya no vivamos la época en la que el periodista estadunidense Alan Riding calificó a los dos países de “vecinos distantes” —los años ochenta— pero es indiscutible que la relación entre los dos países dista mucho de ser satisfactoria.

Es la primera visita del jefe de la Casa Blanca desde que Enrique Peña asumió la presidencia. Proliferan las declaraciones y los bueno augurios sobre los resultados que habrán de darse.

Del lado mexicano aseveran que hay “química” entre ambos mandatarios y que eso facilitará el diálogo. Barak Obama habla del comienzo de una nueva era de cooperación económica entre ambos países. En una entrevista previa a su viaje nos calificó, incluso, de “socio estratégico”.

Son palabras usuales en este tipo de eventos.

* * *

Detrás del cortés lenguaje del presidente estadounidense hay una terca realidad que se impone. En la prensa de aquel país se ha filtrado que hay molestia en Washington porque el actual presidente mexicano ya no da manos libres a los gringos en materia de lucha contra el crimen organizado

El ex canciller Jorge Castañeda lo explicó con claridad al periodista Ciro Gómez Leyva en el programa Fórmula de la Tarde.

“El gobierno de Estados Unidos está molesto con las acciones que ha tomado el gobierno de Enrique Peña Nieto, al suspender los programas de cooperación e involucramiento con el Ejército, la Secretaría de Marina (Semar), el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), la Procuraduría General de la República (PGR), entre otros organismos,

Ya todo es con la Secretaria de Gobernación.

Los estadunidenses, prosiguió, fueron expulsados del Centro de Función de Monterrey, Nuevo León. “Ya no podrán participar en centros de confianza para reclutamiento de nuevos policías”, puntualizó el famoso Güero.

* * *

El gobierno mexicano quiere poner mayor énfasis en los temas de cooperación económica, comercial, educativa y de innovación. Hacerles ver que la importancia que tiene la cooperación de nuestro país en la perfilada reforma migratoria.

Busca bajarle al monopolio de la seguridad que distinguió la era Calderón. Sabemos, por ejemplo, que el tráfico de armas no se tocará en la declaración pública, pero sí en la reunión bilateral.

Un dato que obtuvimos del gobierno mexicano ilustra la disparidad de los esfuerzos en la violenta lucha contra el crimen. Por cada dólar que invierten los estadunidense, México le pone 13 dólares. Del número de muertos, ya mejor ni hablamos.

El tema de la frontera sur les preocupa también a los gringos. “Migrantes, armas, droga. Centroamérica es un problema de seguridad nacional para los dos”, nos comentó una fuente oficial mexicana.

* * *

Obama cena hoy con Peña en los Pinos. En el menú de las conversaciones aparece el controvertido tema de Cuba y Venezuela. Expertos en ambos países están convencidos de que si se descompone aún más el ambiente político en la llamada República Bolivariana ya pueden decirle adiós al proceso de paz en Colombia, y a la distensión en Cuba.

El viernes tiene un encuentro con jóvenes mexicanos en el Museo de Antropología. Una plática sobre juventud. Los gringos querían un acto magno. 10 mil chavos en el Auditorio Nacional. Los mexicanos aconsejaron bajar la asistencia a 800 personas o menos. Entre más jóvenes asistan al acto, la posibilidades de que haya una provocación son mayores. Prevaleció la prudencia.

Por ultimo: Si usted vive en la capital, le recomendamos armarse de paciencia. El convoy que seguirá al jefe de la Casa Blanca en sus desplazamientos por tierra está integrado por 40 vehículos.

En Palacio Nacional sostendrá una reunión con el jefe del Ejecutivo mexicano. Allí mismo habrá una conferencia de prensa conjunta. Tenga la seguridad que habrá caos vial en la zona. La recomendación es no acercarse por allí.

Se va a hospedar en un hotel de Polanco. No es difícil prever que esa área se va a convertir en un auténtico bunker durante toda la visita. Nuestro distinguido visitante es el hombre más cuidado del mundo.

* * *

Los rasguños del famoso Pacto por México ya son fisuras. Por primera vez desde que se firmó el documento con los 95 compromisos, el dos de diciembre pasado, los presidentes del PAN, Gustavo Madero; y el PRD, Jesús Zambrano, suscriben, sin el PRI y el gobierno, una declaración en la que elaborar un adendum que establezca medidas y compromisos que garanticen la equidad en las contiendas electorales.

Ni azules ni amarillos se salen del Pacto. Se mantienen las deliberaciones con el Gobierno Federal para que se establezcan las condiciones que aseguren el cumplimiento de la ley, el combate a la corrupción y el fortalecimiento de la democracia.

El panista Madero ya no exigió cárcel para los 97 involucrados en las redes electorales detectadas en Veracruz. El texto sólo dice que vigilarán las denuncias penales presentadas contra los hampones electorales y que las demandas de juicio político contra Rosario Robles y Javier Duarte, sean atendidas conforme a derecho.

El Pacto por México atraviesa una “zona de turbulencia” y que su permanencia depende del gobierno federal, subrayan.

FIN.

Por: Francisco Garfias. / elarsenal.net

Compartir con:

Más leídas