Connect with us

Opinión

La apuesta del embajador: un Papa italiano

Compartir con:

Mariano Palacios Alcocer ya parece enciclopedia en los asuntos de El Vaticano. Desde que se enteró que se iría como embajador de México a la Santa Sede no ha parado de documentarse. Basta platicar con él unos minutos para darse cuenta de cuanto le ha macheteado a los enredos de la Iglesia Católica.

 

El laico ex dirigente del PRI nacional está convencido de que el próximo Papa volverá a ser de nacionalidad italiana. Los dos últimos fueron extranjeros. Uno polaco, Juan Pablo Segundo. Otro italiano, Benedicto XVI. La iglesia es un desmadre. “Hay que meter orden”, dijo.

Sus lecturas lo han llevado a la conclusión de que el arzobispo de Milán, Angelo Scola, 71 años, hijo de un camionero socialista y de una ama de casa, será el nuevo jefe de la Iglesia Católica.

El otro favorito es el brasileño Odilo Sherer, 62 años, arzobispo de Sao Paulo. “Es de origen alemán y los alemanes renuncian…”, bromeó el político queretano.

Antes, al inicio de la breve charla, el tono también era ligero. “Como aquí salió bien la asamblea del PRI, voy para allá a ver en que ayudo…”, dijo contento. Y sin variar el tono agregó: “nuestra política es de no intervención, no intervención…”

Palacios Alcocer llega al Vaticano en un momento crítico para una Europa sacudida por la crisis y los movimientos sociales, con un resucitado Silvio Berlusconi en Italia. Quedó en segundo lugar en las pasadas elecciones, a pesar de sus truculencias.

Pero, y sobre todo, con una Iglesia convulsionada por los escándalos de pederastia, las cuentas chuecas del ex banco Ambrosiano –hoy Instituto de Obras para la Religión– con una curia dividida y un papa emérito: el auto renunciado Benedicto XVI.

* * *

La bloguera cubana Yoani Sánchez dio ayer una lección de tolerancia al puñado de radicales que intentaron boicotear la reunión que sostuvo ayer con un grupo de seis o siete senadores –ninguno del PRI, por cierto— y otros invitados, entre ellos el ex embajador Ricardo Pascoe y el periodista Carlos Puig.

En el piso 14 de ese elefante blanco que es la sede de la Cámara Alta en Reforma, la bloguera reviró: “Ustedes están ejerciendo una libertad que yo en mi país no tengo. Atesórenla”.

Por lo menos es lo que escuchó su anfitrión, el senador del PAN Roberto Gil.

Los radicales del llamado Movimiento Mexicano de Solidaridad con Cuba se contaban con los dedos. Le arrojaron a Yoani falsos billetes de 100 dólares con el retrato de la bloguera en el anverso —en lugar de Benjamín Franklin— y un panfleto en el reverso en la que la acusan de ser agente de un gobierno de Estados Unidos “empeñado en el cambio de régimen en Cuba”.

A la joven mujer le sacaron incluso una bandera con las barras y las estrellas.

Mariana Gómez del Campo y el propio Roberto Gil se quedaron sorprendidos con el temple y la valentía de la cubana. No se alteró con el alboroto de los colados ayatolas que poco o nada ayudan a las causas de la izquierda. Hizo bolas los falsos dólares y los aventó. Está acostumbrada a la intolerancia.

* * *

Pablo Escudero respondió a los señalamientos que en este mismo espacio hizo la consejera del IFAI, María Elena Pérez Jaen, en el sentido de que la bronca que le armó el mencionado senador del PVEM por el viaje que hizo a Hong Kong y a Macao –en junio del 2012– responde a que su gallo para presidir el instituto era Ángel Trinidad y que con el triunfo de Gerardo Laveaga, perdió el control del estratégico organismo.

Dijo Escudero: “No quiero entrar a sus argumentos políticos sin razón. No voy a perder el tiempo contestándole. Hay que esperar que los diputados terminen de procesar las iniciativas sobre el IFAI, para después ver si los comisionados son ratificados por el Senado o no.

“Es una gran oportunidad para limpiar el IFAI y permitir por ejemplo, que algún comisionado, por ejemplo Jaqueline Peschard, pueda quedarse seis años más en el nuevo organismo.

Escudero traía un folder con el informe firmado por María Elena sobre su viaje a Macao y la transcripción de una entrevista que el periodista Raúl Sánchez Carrillo le hizo a la comisionada. De acuerdo al texto que mostró, la comisionada declara que su estancia en Macao fue de un día, mientras que en el Informe reporta una estancia de tres días.

El senador cambió de hoja. Se fue al informe. Mostró la parte de Macao. “Mira, son puros nombres de los que asistieron. Si los quitas, el informe es de tres renglones”, recalcó.

* * *

Nos cuentan que Manlio Fabio Beltrones les dijo ayer a los diputados del PRI, en reunión previa de la bancada en San Lázaro, que se le va a dar trato de iniciativa preferente a las reformas constitucionales en materia de Telecomunicaciones. En otras palabras, que los diputados la van a sacar en fastrack.

El mandamás en San Lázaro ya hizo las cuentas. Si le alcanza para una mayoría calificada (dos tercios de la asamblea). Tiene asegurados los 213 votos del PRI; los 114 del PAN; los 33 del PVEM “y de los 18 diputados del PRD que coordina Silvano Aureoles”, ironizó el sonorense, según un diputado del tricolor.

El grupo perredista está integrado por 100 legisladores.

FIN.

Por: Francisco Garfias. / elarsenal.net

Compartir con:

Más leídas