Connect with us

Opinión

“HONRAR LA VIDA” – Bagatelas

Compartir con:

“HONRAR LA VIDA”


Caminar a través de los años con una actitud aventurera y hasta un tanto conquistadora ante la vida es algo muy parecido a lo que llamaríamos “una persona emprendedora”; “con deseos de superación”; “con miras de crear un futuro prometedor”; todo esto es algo que no parece nuevo, cientos de generaciones se han visto inmersos en ésta dinámica de vida que hoy en día, es la pauta a seguir para toda persona que desea o anhela un estatus socio-económico que le brinde una estabilidad en un mundo que día con día gira con una velocidad vertiginosa e imparable.


Constantemente usamos frases como “saber disfrutar la vida”; “descubrir las maravillas que la vida nos ofrece”, etc. Y llegamos al final del día y al principio de uno nuevo cargados de estrés, de angustia, preocupación por el deseo desparramado de obtener bienes que nos proporcionen seguridad y aminoren el temor tan grande a no poseer, a sentir que la vida sin éstos bienes no es vida, o bien que sea una vida fracasada o que se pueda llegar a ser un aventurero fracasado, un conquistador sin botín.
Y tal vez todo ese panorama sea una realidad que defendemos y justificamos porque no conocemos otra, porque es la que el sistema nos ha querido mostrar, lo que nos ha enseñado; más no porque no pudiese haber otra realidad, otra realidad que muy posiblemente no nos hemos atrevido a buscar, a descubrir y mucho menos a conquistar; bien dice la canción: “no es lo mismo vivir que honrar la vida”; pues todos la vivimos de una u otra forma, todos creemos que la conquistamos a nuestra manera, pero cuantos podríamos decir que la honramos?, pues honrar es respetar y respetar es tener consideración con cierta sumisión ante algo que denota cierta cualidad o cualidades dignas de ser admiradas, valoradas y dignificadas.


Vivir la vida es una realidad con mil mascaras multicolores y llamativas; honrar la vida es otra realidad que muy pocos pueden decir que la conocen dado que viven la vida, pero viven aún más el simple deseo de honrar.


La ida es más que nosotros los humanos, la vida no necesita al ser humano para existir; pero éste sí necesita de la vida para poder existir; la vida debe ser honrada en su contenido universal no solo en el contenido socio- humano, conquistar la vida es un tanto fácil cuando se atropella todo para obtener lo deseado, lo buscado; es una conquista sin honra, es una forma de obtención por medio del engaño y la dominación; el día que el ser humano se decida a conquistar su honra, automáticamente conocerá una realidad diferente de la vida, una vida llena de virtud y mérito.


Hasta la próxima… ATT: “EL ROPAVEJERO”

Compartir con:

Más leídas