Connect with us

Opinión

Gobiernos de ingobernables

Compartir con:

Gabriel Quadri, ex candidato a la presidencia por el partido de La Maestra, dijo que ojalá el affaire Gordillo no abra la caja de Pandora. Advirtió que “El gremio magisterial tradicionalmente ha sido, sobre todo en los estados de Guerrero, Oaxaca, Chiapas también, (…) semillero de militantes guerrilleros.” ¹

 

Listó algunos ejemplos de las que llamó organizaciones subversivas: “Recordemos el Partido de los Pobres, a Genaro Vázquez, a Lucio Cabañas, al PROCUP, al EPR, al ERPI, incluso a los grupos de autodefensa que están formándose -se han formado- en Guerrero, Oaxaca, en Chiapas,… – y aportó un denominador común:– En todos ellos hay una participación protagónica de maestros. En todos éstos. Creo que aquí hay un foco de gobernabilidad, de gobernanza, que debe atenderse.” Ha dicho.

La gobernabilidad es el tema. Un gobierno tiene las funciones primarias de procurar la felicidad de sus gobernados, administrar con justicia los bienes comunes y proteger al débil de los abusos del fuerte ². Para conseguirlo tiene permiso de usar la fuerza y de castigar a los infractores. Ingobernabilidad significa la ausencia de alguien que asuma estas funciones. Es la anarquía caótica.

Llama la atención que para Quadri la ingobernabilidad se dé sólo en las víctimas de los abusos constantes y crecientes de los poderes, de los poderosos. Su opinión pierde de vista que en México los habitantes de la base de la pirámide económica (y la de Maslow, para el caso) tratan de detener los abusos contra ellos, entran al aparato “moderno” de la burocracia, gestionan con unos, con otros y reciben esperanzas que, una a una, luego surgen como engaños. Es decir, no tienen opción de defensa. Usan su derecho de manifestación pública y, ahí sí, son ingobernables.

Y me pregunto, a nivel banqueta, cómo puede calificarse el hecho de que el dinero público destinado a la salud sea robado por los encargados del bienestar de la población; que los recursos para apoyar a afectados de catástrofes naturales nunca  se apliquen para levantar ni una choza; que los premios de la Lotería Nacional sean manipulados; que en vez de moderar su voracidad nos impongan más impuestos o hipotequen el futuro de municipios, estados y el país a través de préstamos colosales (“porque se acabó el dinero” (pues cómo no! (que lo regresen!))); que los sindicatos, organizaciones creadas para defender al trabajador de los abusos patronales, tengan líderes que se enriquecen a grados obscenos a cambio de que sus agremiados pierdan derechos.

Quienes hacen esto y más, ellos son los ingobernables. No nosotros, que señalamos lo que vemos; no los estudiantes, que ven más allá de la tele; no quienes viven en la miseria, que sólo quieren que su familia sobreviva (un instinto natural). Quienes consiguen impunidad a cambio de dádivas, de poder, de dinero, son ingobernables porque no hay quien los detenga.

Paréntesis: hay que ver la foto de la maestra tras la rejilla ³. Su rostro refleja indefensión, depresión, tristeza, desamparo,… eso que sufren todos los desposeídos que tienen el infortunio de caer en nuestro sistema de “justicia”.

Los anárquicos (sin-gobierno, sin freno) son quienes abusan del pueblo por sistema. Son quienes escondidos en declaraciones confusas buscan dejar claro que no se privatizará Pemex, y a oscuras privatizarán sólo las ganancias de Pemex, no los fierros viejos. O sea: la vaca es tuya, la leche mía. Engañar así al pueblo sin consecuencias, eso es ingobernabilidad. ¿Y debemos nomás aguantarnos? No creo. Las sociedades avanzan por la crítica, no por el abuso creciente.

Extraña que a quienes más irritan los términos “ingobernabilidad” y “anarquía” sean los que las ejercen desde el poder, sin siquiera darse cuenta de esta paradoja suya. Extraña que al robo le digan progreso y a la procuración de justicia subversión.

“Primera Emisión” de Noticias MVS, con Carmen Aristegui. 27 feb. 2013.

Savater, Fernando. Política para Amador.

LaJornada, 28 feb. 2013.

Por: Alfonso López Collada / elarsenal.net

Compartir con:

Más leídas