Connect with us

Opinión

Desacatos y sentencias

Published

on

Enviar Por:

Los actuarios de la Unidad de Fiscalización del Instituto Federal Electoral se apersonaron en punto de las 13:00 horas en la sede del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, a espaldas de Palacio Nacional, en el Centro Histórico.

Los guardias de seguridad impidieron su ingreso al cuarto piso, donde despacha el presidente suplente de la organización magisterial, Juan Díaz de la Torre. Tres cuartos de hora después, en el acceso principal apareció el abogado Mario Alfredo Téllez González, quien se ostentó como representante legal del dirigente sindical.

En sus manos quedó la última notificación dirigida a Díaz de la Torre para presentarse al desahogo del expediente 6213/2013 por el que se investiga las transferencias de recursos financieros del SNTE al partido Nueva Alianza. A diferencia de dos anteriores emplazamientos, esta vez, el titular de la UF, Alfredo Cristalinas Kaulitz, le advirtió que debía acudir personalmente y responder lo que a su derecho convenga.

Hasta el cierre de este espacio, no había podido confirmarse el cumplimiento de esa obligación, por parte del presidente del SNTE quien esta semana pasará por Tabasco y Querétaro, como parte de su recorrido por todo el país para unificar a las bases sindicales.

El abogado Téllez González forma parte del Colegiado de Asuntos Jurídicos del CEN del SNTE, que ahora coordina la maestra Soralla Bañuelos de la Torre. Ambos están a cargo de este problema que podría minar las finanzas sindicales, sin duda, pero también golpearía a Nueva Alianza, organización encabezada por Luis Castro Obregón y Mónica Arreola Gordillo.

Y es que a raíz de una queja presentada por el PRD, la UF del IFE hizo una revisión exhaustiva de los donativos recibidos por Nueva Alianza durante las campañas federales del año pasado. Como consta en los oficios UF/DRN/3160/2013 y 446/2013, Perla Soraya Ángeles, Eusebio Adilson Palma, Juan Jesús de Luna Llamas, Isaías Gallardo y José Manuel Díaz –los dos últimos detenidos junto con la maestra Elba Esther Gordillo y actualmente en el reclusorio norte, acusados de lavado de dinero y delincuencia organizada– fueron emplazados a clarificar el origen de las aportaciones que formularon a las arcas neoaliancistas.

En el periodo de campaña, de acuerdo a la investigación en curso, el partido del magisterio recibió donativos por 352 millones de pesos. El tope de gastos de campaña para la presidencial era de 360 millones de pesos.

Los donantes neoaliancistas fueron notificados; unos en la cárcel, y otros en sus domicilios en la Ciudad de México, Toluca y Aguascalientes, donde radica el contador público Juan Jesús de Luna Llamas, quien fue director administrativo del Instituto Electoral de Aguascalientes hasta el año pasado, cuando se convirtió en representante de Nueva Alianza ante ese órgano autónomo.

En el desahogo de estos expedientes, el personal de la UF del IFE envió 164 solicitudes de información a la vicepresidenta de Supervisión de Procesos Preventivos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y otras 15, al administrador general de evaluación del SAT.

Antes, habían solicitado a la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP, información relativa a las operaciones relevantes, inusuales y preocupantes, realizadas a nombre de diversas personas físicas y morales mencionas en los oficios arriba citados.

El hombre clave en las finanzas de Nueva Alianza y del SNTE es Francisco Arriola Uriba, ex pareja de la Maestra, quien estaba a cargo del manejo de las finanzas de la organización sindical. Hasta el 20 de octubre del 2012, estuvo al frente del Colegiado Nacional de Administración de Finanzas, junto con Mirna Isabel Zaldívar Paz, ex secretaria general de la sección 21, de Nuevo León.

Desde entonces, por mandato del Congreso Nacional Extraordinario, ambos fueron transferidos al Comité Nacional de Vigilancia, Transparencia y Rendición de Cuentas. La administración del patrimonio sindical quedó a cargo de un colectivo formado por Moisés Armenta Vega, Gregorio Carranza, Pedro Padilla y María Isabel Jacinto Rocha.

En marzo hubo un nuevo ajuste en el organigrama del SNTE. Como responsables financieros quedaron el profesor Armenta Vega y Evelia Sandoval Urbán, quien simultáneamente coordina las finanzas de Nueva Alianza. Aunque una reciente reforma estatutaria trasladó el control –y la responsabilidad– del manejo de las prerrogativas a Arriola Gordillo, quien actualmente es senadora de la República.

El próximo viernes 28, a más tardar, la UF del IFE deberá concluir con sus diligencias. Y el próximo martes 2, los consejeros electorales resolverán sobre la procedencia del dictamen. Para entonces, en la mesa del Consejo General deberán estar los nueve integrantes ciudadanos. Y es que los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación han puesto un ultimátum a la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados para que convoquen al Pleno a una sesión extraordinaria, para nombrar al sustituto de Sergio García Ramírez, trámite pendiente de concluir desde el pasado 30 de abril.

Mañana, en el seno de la Comisión Permanente, deberá resolverse este brete. Ante la inejecución de la sentencia, el TE estará facultada a intervenir, en caso de que los legisladores mantengan su resistencia a cumplir lisa y llanamente con el mandato judicial.

Habrá nuevo consejero electoral, antes de que concluya la semana. Ya sea por elección en el Pleno de San Lázaro o por insaculación en la Sala Superior del Tribunal Electoral.

Por: Alberto Aguirre M. / elarsenal.net

Más leídas