Connect with us

Michoacán

Declaran zona de desastre a 43 municipios de Michoacán

Published

on

El diputado presidente de la comisión de Desarrollo Rural, Erik Juárez Blanquet reconoció el esfuerzo de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) al declarar zona de desastre en 43 municipios michoacanos que se vieron afectados por las heladas, así como la intervención de la Secretaría de Desarrollo Rural (SEDRU), no obstante, señaló que los apoyos que se darán a los afectados son insuficientes, por lo que urgió al gobierno del Estado a que implemente programas emergentes para apoyar a los campesinos que están en crisis.

Erik Juárez, destacó que el pasado 9 de abril en el Diario Oficial de la federación se emitió el acuerdo por el que se declara zona de desastre a los municipios que en Michoacán y Guanajuato sufrieron serias afectaciones por las heladas registradas del 3 al 6 de marzo, sin embargo, los recursos que se les otorgarán resultan insuficientes para que los productores y campesinos puedan seguir cultivando sus tierras.

El diputado integrante del Grupo Parlamentario del PRD en la LXXII Legislatura de Michoacán sostuvo que los municipios considerados en dicha declaratoria, son: Álvaro Obregón, Angamacutiro, Briseñas, Charo, Chilchota, Chucándiro, Coeneo, Contepec, Copándaro, Cuitzeo, Churintzio, Purépero, Epitacio Huerta, Huaniqueo, Huiramba, Indaparapeo, También Ixtlán, Jaconá, Jiménez, Jiquilpan, La Piedad, Maravatio, Morelia, Morelos, Numarán, Pajacuaran, Panindícuaro, Penjamillo, Puruándiro, Queréndaro, Santa Ana Maya, Senguio, José Sixto Verduzco, Tanhuato, Tangancícuaro, Tarímbaro, Tinguindín, Tocumbo, Villamar, Yurécuaro, Zacapu y Zinapécuaro, en donde la población afectada sostiene la necesidad de que el gobierno estatal implemente también acciones de apoyo, ya que lo que otorgará la federación no resolverá el problema de fondo.

Por tal motivo, el también vicepresidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado señaló que dichos recursos no serán suficientes para recuperar la inversión que los productores perdieron durante las contingencias climatológicas, si bien son de utilidad ante la precaria situación económica que viven, es necesario que el gobierno michoacano también implemente acciones para el rescate de quienes se vieron afectados con las heladas, además de buscar rescatar de la crisis en la que en el último año se ha rezagado aún más al campo.

Exhortó tanto a las autoridades de Sedru como de Sagarpa a implementar un programa de empleo temporal en las regiones más devastadas y a darle cobertura prioritariamente a los productores siniestrados en los diferentes programas y acciones que operarán este año 2013.

Juárez Blanquet insistió en que debe revisarse la posibilidad de que sean entregados por anticipado los recursos de diversos programas como son el Procampo y en que el programa de fertilizantes y semillas para el siguiente ciclo agrícola se amplié, sea oportuno y con mayor subsidio a los campesinos afectados.

El legislador perredista explicó que las circunstancias que hoy tienen que enfrentar los pequeños y grande productores de hortalizas, granos y legumbres no es cosa menor, pues muchos de ellos se alimentan de su producción a través de crédito y refinanciamiento.

Es decir que los productores tendrán que pagar lo que les prestaron para la producción del campo, y si no se les reestructura la deuda que contrajeron para producir sus tierras, los intereses los afectarán más de lo que la propia autoridad pueda contemplar en los apoyos que se les dará.

Al medir el impacto económico que están sufriendo los municipios, Erik Juárez explicó un productor de trigo tiene un gasto de inversión por hectárea entre 12 a 14 mil pesos por hectárea, por lo regular siembran entre 3 y 4 hectáreas, por lo que su costo de inversión es de 50 mil pesos aproximadamente. Mientras un productor grande se estima invierte en las tierras entre 500 mil y un millón de pesos, y los que no aseguraron sus cultivos hoy están al borde del colapso.

Por ello, urgió a que se le dé la atención que requiere el campo, toda vez que la situación es muy crítica para las zonas siniestradas, -por ejemplo dijo- los productores de fresa por una hectárea invierten 100 mil pesos, y para los productores de hortaliza los recursos que invierten en la tierra constituye prácticamente su patrimonio.

Asimismo, explicó que los acuerdos publicados en el Diario Oficial de la Federación indican que se expiden con el fin de beneficiar a los productores agropecuarios, pesqueros y avícolas del medio Rural de bajos ingresos, que no cuentan con ningún tipo de aseguramiento público o privado y que hayan registrado serias afectaciones a sus cultivos.

Por lo que se espera que en próximas fechas ambas entidades (Michoacán y Guanajuato) puedan ejercer los recursos con cargo al presupuesto del componente Atención a Desastres Naturales en el Sector Agropecuario y Pesquero y de conformidad con el presupuesto de egresos de la federación para el ejercicio fiscal 2013.

Continue Reading

A %d blogueros les gusta esto: