Connect with us

Internacionales

Francia criminaliza el sexo con menores de 15 años tras un escándalo de incesto que reavivó la polémica sobre la edad de consentimiento

Compartir con:

La Asamblea Nacional de Francia ha aprobado este jueves una ley que tipifica como delito de violación toda relación sexual entre adultos y personas menores de 15 años —la edad de consentimiento establecida por el Código Penal— y prevé castigos de hasta 20 años de cárcel, según consta en un comunicado publicado el órgano legislativo.

La iniciativa legalaprobada por unanimidad por 94 votos a favor y ninguno en contrasurgió a raíz de la fuerte repercusión social provocada este año por las acusaciones de abuso sexual contra un prominente intelectual del país.

La nueva norma también penaliza el incesto y considera que en estos casos se presumirá que el menor no consiente hasta que cumpla los 18 años. La violación incestuosa se castiga con 20 años de prisión y la agresión sexual incestuosa con 10 años.

Asimismo, la ley incluye castigos más severos contra la pedofilia en línea, con penas de hasta 10 años de cárcel y multas de 150.000 euros (unos 180.000 dólares) para quienes incurran en el ciberacoso contra menores de 15 años.

‘Una ley histórica’

“Esta es una ley histórica para nuestros niños y nuestra sociedad”, dijo el ministro de Justicia, Eric Dupond-Moretti, citado por Reuters.

Según la legislación anterior, para presentar cargos de violación o de agresión sexual, los fiscales tenían que demostrar que el menor había sido obligado, amenazado o engañado para mantener relaciones sexuales con el adulto.

Sin embargo, el texto prevé una excepción para relaciones consensuadas entre menores y adultos jóvenes con hasta cinco años de diferencia, conocida como la ‘cláusula de Romeo y Julieta’ en referencia a la pareja de adolescentes de la célebre obra de Shakespeare.

Dupond-Moretti defendió su inclusión argumentando que no desea “enjuiciar a un joven de 18 años porque este haya tenido sexo consentido con una chica de 14 años y medio”.

El intento anterior de endurecer el marco legal de la edad de consentimiento tuvo lugar en 2018 tras el caso de un adulto de 28 años procesado por tener sexo con una niña de 11 años, que inicialmente no fue imputado por violación.

Escándalo y confesión

La nueva ley fue impulsada, en parte, por la publicación en enero de este año del libro ‘La familia grande’, de Camille Kouchner, quien acusó a su padrastro, Olivier Duhamel, de haber abusado durante años de su hermano mellizo desde que este tuviera 14 años.

La autora acusó también de complicidad silenciosa a varios conocidos de su madre, definidos por la cadena France 24 como ‘amigos intelectuales izquierdistas’, así como a su padre biológico, Bernard Kouchner, exministro de Exteriores francés y cofundador de Médicos Sin Fronteras.

Duhamel, un prominente experto en ciencias políticas y un invitado habitual en programas de televisión, se ha alejado de la vida pública desde que estalló el escándalo y, según medios locales, esta semana habría confesado los abusos sexuales ante las autoridades.

La obra de Camille Kouchner ha animado a otras víctimas de abusos incestuosos a contar sus experiencias en Twitter bajo el ‘hashtag’ #MeTooInceste, que desde entonces se ha viralizado en el país galo.

Compartir con:

Más leídas