Connect with us

Internacionales

EE.UU. se retira del tratado sobre misiles nucleares de corto y medio alcance con Rusia

Published

on

El proceso de retirada de este acuerdo empezará este 2 de febrero y se completará en 6 meses, “a menos que Rusia vuelva a cumplir con sus normas”, asevera la parte estadounidense.

Desde el 2 de febrero, EE.UU. suspenderá sus obligaciones en el marco del Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto (INF, por sus siglas en inglés) y comenzará el proceso de retirada de este acuerdo, que se completará en 6 meses, “a menos que Rusia vuelva a cumplir con sus normas y destruya todos los misiles, lanzadores y equipos asociados que lo están violando”, reza el comunicado del presidente de EE.UU., Donald Trump, que ha sido divulgado este 1 de febrero.

El mandatario de EE.UU. ha explicado su decisión por el supuesto hecho de que “durante demasiado tiempo, Rusia ha violado el tratado INF con impunidad, desarrollando de forma encubierta y desplegando un sistema de misiles prohibidos que representa una amenaza directa para nuestros aliados y tropas en el extranjero”.

Donald Trump, el presidente de EE.UU.
Seguiremos adelante con el desarrollo de nuestras propias opciones de respuesta militar y trabajaremos con la OTAN y nuestros otros aliados y socios para negarle a Rusia cualquier ventaja militarDonald Trump, el presidente de EE.UU.

Según Trump, este paso está apoyado “plenamente por sus aliados de la OTAN”, que “comprenden la amenaza que representa la violación de Rusia y los riesgos para el control de armas que supone ignorar las violaciones de los tratados”.

Asimismo, el presidente ha insistido en el documento que EE.UU. “se ha adherido completamente al tratado INF durante más de 30 años”, pero no va a seguir estando “limitado por sus términos, mientras que Rusia”, supuestamente, “tergiversa sus acciones”.

“No podemos ser el único país en el mundo vinculado unilateralmente por este tratado, o cualquier otro. Seguiremos adelante con el desarrollo de nuestras propias opciones de respuesta militar y trabajaremos con la OTAN y nuestros otros aliados y socios para negarle a Rusia cualquier ventaja militar derivada de su conducta ilegal”, ha subrayado Trump.

Por su parte, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, en una declaración ante los medios de comunicación, ha comentado la decisión del mandatario estadounidense y ha subrayado que “Rusia tiene 6 meses para salvar el tratado INF“. Además, Pompeo ha expresado la esperanza de que EE.UU. vaya a poder a “convencer a la Federación de Rusia de que es beneficioso para ella volver a cumplir con las normas del tratado INF”.

Al valorar la salida de EE.UU. del tratado INF, la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, ha aseverado que el sueño más preciado de Washington es que Moscú se desarme y “destruya todo” su armamento.

Asimismo, esta diplomática rusa ha hecho hincapié en que la retirada de EE.UU. del tratado INF forma parte de la estrategia de Washington para dejar de cumplir sus obligaciones en “una cantidad enorme de acuerdos internacionales“.

Por qué es peligroso

El Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto, firmado hace 30 años por la URSS y EE.UU., ha sido uno de los cimientos del moderno régimen de supervisión y control sobre la no proliferación de armas nucleares. Según el Kremlin, la salida estadounidense del pacto es una posibilidad preocupante que convertiría al mundo en un lugar más peligroso. 

A pesar de las acusaciones de EE.UU., Rusia siempre se ha mostrado dispuesta a continuar el diálogo para salvar el tratado INF. “Obviamente, el desguace de este tratado conllevaría las consecuencias más negativas para la estabilidad estratégica global”, aseveró el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

 Serguéi Lavrov, el ministro de Relaciones Exteriores ruso
La salida de EE.UU. del Tratado INF amenazará toda la arquitectura del control de armasSerguéi Lavrov, el ministro de Relaciones Exteriores ruso

Este paso de Washington pondrá en riesgo “toda la arquitectura del control de armas, que incluye el Tratado sobre armas estratégicas ofensivas, las perspectivas de un mayor desarme nuclear y la sostenibilidad del Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares”, aseveró el canciller ruso.

Moscú asegura que el tratado INF sirve a los intereses de la seguridad mundial no solo de Rusia, sino también del mundo. Así, en opinión de China la salida unilateral de EE.UU. de este acuerdo tendrá un efecto negativo multilateral.

En Europa también entienden la importancia del tratado INF. Así, el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, aseveró el pasado diciembre que ese acuerdo “ha sido un pilar importante de nuestra arquitectura de seguridad europea durante 30 años”. “Para nosotros en Europa es de suma importancia“, subrayó Maas al pedir a Washington que “considere las posibles consecuencias” de su salida del acuerdo.

EE.UU.: El sistema Aegis con base en tierra y drones de ataque

30 años después de la confección del tratado, ambos Estados firmantes se acusan mutuamente de violar el INF. En Rusia, por ejemplo, creen que los sistemas antimisiles en las instalaciones en tierra del sistema de defensa antimisiles Aegis estadounidense pueden ser fácilmente reemplazados por misiles de crucero de alcance medio, lo que sería una violación directa del tratado.

El Departamento de Estado de EE.UU., a su vez, refuta la posibilidad de lanzar misiles de crucero con el sistema Aegis Ashore. Al mismo tiempo, a partir de octubre del 2018, el sistema Aegis Ashore está en servicio en la ciudad de Deveselu, Rumania. Además los planes de EE.UU. de instalar estos sistemas en la base polaca de Redzikowo siguen en vigor.


Un misile Tomahawk se lanza desde el destructor USS Preble, frente a la costa de California (EE.UU.), el 29 de septiembre de 2010 / Reuters

Además, a Rusia le preocupa la presencia de drones de combate de Estados Unidos, cuyo rango de operación es de 1.100 kilómetros. La aerodinámica, carga útil y características de estos vehículos lo hacen muy similares a los misiles de crucero.

Rusia: El misil 9M729 para el sistema Iskander

Estados Unidos afirma que en Rusia fue probado un misil de crucero con base en tierra, el Novator 9M729, y que su alcance es de al menos 3.000 km. No obstante, la parte rusa en varias ocasiones ha reiterado que las acusaciones de  Washington no tienen fundamento.

En lo que se refiere al misil Novator 9M729 el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en diciembre pasado aclaró que fue probado dentro del rango de distancia permitido por el tratado INF y de conformidad con sus términos.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ya en octubre pasado advirtió que si se eliminan los tratados en el campo de la limitación de armas, “no quedará nada más que una carrera de armamentos”.

Serguéi Riabkov, el viceministro de Exteriores ruso
Sé de ciencia cierta que Rusia no va a amenazar a nadieSerguéi Riabkov, el viceministro de Exteriores ruso

En este sentido, el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, este viernes ha aclarado que “Rusia jamás será la primera en desencadenar una carrera de armamentos y una espiral de tensiones”.

Al mismo tiempo, Riabkov ha indicado que “las fuerzas y medios de Rusia garantizan la seguridad del país, independientemente de los pasos adoptados por EE.UU. en el contexto de una posible retirada del tratado INF”.

https://youtu.be/-yat6uhdqkU

actualidad.rt.com

Continue Reading