Connect with us

Internacionales

Agricultura o sector automotriz: ¿Cuáles serían los efectos del cierre de la frontera entre EE.UU. y México?

Published

on

Camiones de carga esperan para cruzar a EE.UU., en Tijuana, México, 3 de abril de 2019. Carlos Jasso / Reuters

Una serie de análisis de los Congresos de ambos países, y otras organizaciones, señalan que la medida anunciada por Trump tendría resultados “catastróficos”.

El cierre de la frontera con México anunciado por el presidente de EE.UU., Donald Trump, dejaría pérdidas millonarias en ambos lados de la frontera, debido a la integración económica que existe entre ambos países.

La frontera entre México y EE.UU. tiene una extensión de 3.141 kilómetros y es la “más dinámica del mundo en términos de sus flujos comerciales y de personas”, de acuerdo con un estudio realizado por el Senado mexicano.

Pero a pesar de las implicaciones que tendría esta iniciativa, anunciada por Trump para presionar al Gobierno de México a actuar de manera más decidida en temas como narcotráfico y migración, funcionarios de EE.UU. han reconocido que las consecuencias serían “catastróficas” aún cuando no existen estimaciones oficiales sobre el impacto que tendría el cierre de la frontera en términos económicos.


Valla fronteriza en El Paso, Texas, EE. UU., vista desde Ciudad Juárez, México, 15 de febrero de 2019. / Jose Luis Gonzalez / Reuters

Sin embargo, una serie de informes oficiales, así como algunas estimaciones de organizaciones civiles, afirman que las consecuencias podrían ser “devastadoras”.

El comercio bilateral

México es el tercer mayor socio comercial de EE.UU. en bienes físicos, después de China y Canadá. Además, el país azteca es el segundo destino de las exportaciones de EE.UU. después de Canadá. A su vez, el país gobernado por Trump es el principal destino de las exportaciones mexicanas.

Las principales importaciones estadounidenses de mercancías desde México en 2018, según un reporte recientedel Congreso de EE.UU., fueron:

  • Vehículos motorizados (64.500 millones de dólares o 19 % de las importaciones provenientes de México).
  • Autopartes de vehículos motorizados (49.800 millones de dólares o 14 % de las importaciones).
  • Equipos de cómputo (26.600 millones o el 8 % de las importaciones).
  • Petróleo y gas (14.500 millones o 4 % de las importaciones).
  • Equipo eléctrico (11.900 millones o el 3 % de las importaciones).


En contraparte, las principales exportaciones de EE.UU. a México fueron:

  • Productos derivados del petróleo y carbón (28.800 millones de dólares o el 11 % de las exportaciones a México).
  • Partes de vehículos motorizados (20.200 millones o el 8 % de las exportaciones).
  • Equipo de cómputo (17.400 millones o el 7 % de las exportaciones).
  • Semiconductores y otros componentes electrónicos (13.100 millones o 5 % de las exportaciones).
  • Productos químicos básicos (10.300 millones o el 4 % de las exportaciones).

Por ello, el cierre de la frontera en el marco de una economía cada vez más integrada entre EE.UU. y México, que se profundizó desde la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, no sólo provocaría severos problemas para la industria mexicana, sino también para la estadounidense. 

“La expansión del comercio ha resultado en la creación de relaciones de suministro verticales, especialmente a lo largo de la frontera de EE.UU. y México”, señala un informe del Congreso de EE.UU.

“El flujo de insumos intermedios producidos en los EE.UU. y exportados a México, así como el flujo de retorno de los productos terminados, aumentaron enormemente la importancia de la región fronteriza como sitio de producción. Las industrias manufactureras de EE.UU. –que incluyen la industria automotriz, electrónica, electrodomésticos y maquinaria– dependen de la asistencia de los fabricantes mexicanos”, agrega el documento.

En este sentido, añade el reporte, una parte significativa del comercio de mercancías entre ambas naciones se produce en el contexto del intercambio de producción a medida que los fabricantes de cada país trabajan juntos para crear bienes. Un factor que permite entender las repercusiones que tendría un cierre de fronteras tanto para México como EE.UU.

La industria automotriz en riesgo

De este modo, las principales afectaciones para EE.UU. se darían dentro de la industria automotriz.

Camiones esperan en una larga fila en Ciudad Juárez, México, 2 de abril de 2019. / Jose Luis Gonzalez / Reuters

Kristin Dziczek, vicepresidenta del Centro de Investigación del Sector Automotor, incluso estimó que el cierre de la frontera podría tener un “impacto devastador” para la industria automotriz estadounidense. Una opinión que comparten expertos del Center for Automotive Research (Centro de Investigación Automotriz), con sede en EE.UU., quienes aseguran que el sector colapsaría en menos de una semana.

Pero además de las pérdidas por el comercio, el sector laboral también se vería perjudicado en EE.UU.

De acuerdo con un estudio del Wilson Center, con sede en Washington, al menos 5 millones de empleosestadounidenses dependen directamente del comercio con México.

Los impactos para México y sus socios en EE.UU.

En el caso de México, las afectaciones podrían ser mayores, debido al tamaño de su economía y la fuerte dependencia a las exportaciones con destino a EE.UU.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), estima que cada día se realizan más de 1 millón de cruces legales de personas y 300.000 vehículos, de los cuales, más de 70.000 son camiones de carga. 

Datos del Servicio de Administración Tributaria de México sostienen que durante 2018 se registraron 8,5 millones de cruces de vehículos de carga.

Y en este sentido, los estados del norte del México serían los más afectados por el cierre de la frontera.

El impacto de los estados fronterizos en el Producto Interno Bruto (PIB) de México representa el 21 % de la economía nacional. Los 6 estados fronterizos de México (Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas) agruparon el 57 % de las exportaciones totales mexicanas en 2015.

Una pared en la zona fronteriza entre México y EE.UU. en la ciudad fronteriza de McAllen, Texas, el 14 de junio de 2018. / Gianrigo Marletta / AFP

“Pero la región fronteriza no es sólo importante por su peso en la economía y en el sector exportador mexicano, sino también por su estrecha vinculación con EE.UU., y específicamente con las economías de los estados fronterizos“, en ambos países, añade un informe del Senado realizado por el Centro de Estudios Internacionales Gilberto Bosques.

El reporte también señala que México es el principal socio comercial de los dos estados más ricos de EE.UU.: California y Texas.

En Texas, alrededor de 382.000 empleos en el estado dependen de la relación comercial con México, por lo que una hipotética cancelación del comercio texano-mexicano podría significar “costos de más del 15% del PIB estatal”.

Algo que resulta vital para algunas ciudades fronterizas de EE.UU., como McAllen.

Por su parte, en California, el 15,4 % de todas las exportaciones del estado van a México. A su vez, se estima que 1 de cada 33 empleos en California –aproximadamente 550.000– son resultado del comercio con México.

El comercio entre Arizona y México ascendió a 15.777 millones de dólares en 2016, al mismo tiempo que, a través de los dos principales cruces fronterizos –Nogales y Douglas– “transitan casi 30.000 millones de dólares en comercio de bienes destinados a todo el territorio estadounidense”.

Las pérdidas en la industria y el campo

Sin embargo, las primeras estimaciones señalan que los impactos podrían ser peores de lo previsto.

De acuerdo con la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), el posible cierre de la frontera tendría un impacto económico de 1.700 millones de dólares diarios para México.

Tan sólo en lo referente a productos agropecuarios, México podría perder 127 millones de dólares diarios al frenar la exportación de productos del campo mexicano, de acuerdo con estimaciones del Consejo Nacional Agropecuario(CNA).

Por su parte, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la organización que reúne a las empresas más grandes de México, señaló que las afectaciones se darán en ambos lados de la frontera, debido a que las cadenas de producción de muchas industrias están vinculados con el intercambio comercial entre mexicanos y estadounidenses.

Medidas legales

Ante un posible cierre de la frontera, el Gobierno de México señaló que analizará la posibilidad de demandar a EE.UU. ante organismos internacionales.

Así lo declaró la secretaria de Economía, Graciela Márquez, durante la visita en México de Roberto Azevedo, director general de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

La funcionaria señaló que se estudia la viabilidad de emprender medidas legales ante el cierre del cruce fronterizo de Nogales, un punto por donde se exporta el 70 % de los vegetales desde México a EE.UU., lo cual podría provocar pérdidas millonarias.

Márquez también indicó que sí existe un “cierre parcial” de la frontera con EE.UU., pero habría que esperar un cierre total para emprender acciones legales contra la administración Trump.

“Tendríamos que esperar al cierre definitivo de la frontera como una medida de obstaculización al comercio y no en términos administrativos como ha sido hasta este momento”, apuntó.

Manuel Hernández Borbolla

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

actualidad.rt.com

Continue Reading

Comunidad Educativa

Informe Susupuato

Informe de Gobierno
A %d blogueros les gusta esto: