Connect with us

Ciencia

Trabajar más, descansar menos: Un nuevo estudio ofrece malas noticias para los ‘freelance’

Published

on

Foto ilustrativa unsplash.com

Las personas que tienen horarios de trabajo más flexibles no descansan mejor ni tienen más tiempo libre. Curiosamente, por el contrario, el trabajo les ocupa todavía más tiempo.

Una investigación de la fundación alemana Hans Böckler ha determinado que las condiciones laborales más flexibles conllevan un aumento del total de horas trabajadas, según un reciente estudio publicado este martes, que también apunta que estas favorecen la desigualdad de género.

Las conclusiones se basan en una encuesta en la que participaron alrededor de 30.000 alemanes cuyos datos fueron recopilados en un período de 13 años (de 2003 a 2016). El objetivo era dilucidar qué relación tiene el tipo de horario laboral con la cantidad de horas extras y libres, incluido el tiempo dedicado al sueño y al cuidado de los niños. Los resultados del estudio revelaron que las condiciones más flexibles estaban vinculadas con un aumento del total de horas extraordinarias trabajadas por semana.

Otro inesperado hallazgo que desveló la investigación es que de los empleados que tienen la oportunidad de trabajar desde casa o autodeterminar su hora de entrada y de salida de la oficina, las mujeres acaban dedicando más tiempo al cuidado infantil.

Al mismo tiempo, la flexibilidad laboral tiende a favorecer que los hombres realicen más horas extra que las mujeres. En el caso de los empleados con horarios flexibles, los empleados masculinos trabajan una media de 4 horas extraordinarias a la semana frente a 1 en el caso de las mujeres, mientras que entre los que trabajan desde casa, la cifra se eleva a 6 para los varones y se mantiene en una hora para las féminas.

En cuanto al tiempo que los padres dedican a sus hijos, en comparación con los que tienen una jornada de trabajo rígida, las cifras son incluso negativas. Si para los que trabajan a distancia, la cantidad de horas dedicadas al cuidado de los niños no cambia, en aquellos que cuentan con un horario autodeterminado, el índice se reduce. Mientras tanto, las madres que tienen un horario flexible acaban dedicando 1,5 horas más a esta tarea a la semana y las que trabajan desde casa, hasta 3,5 más. 

Así, a pesar de que originalmente se pensaba que las nuevas condiciones laborales adaptadas a las necesidades de los trabajadores ayudarían a conciliar la vida familiar y laboral, los investigadores advierten que estas en realidad incluso podrían hacer revivir a los anticuados estereotipos de género y la ‘clásica distribución de roles’ entre hombre y mujer.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!


actualidad.rt.com

Continue Reading
A %d blogueros les gusta esto: