Connect with us

Ciencia

La capa de ozono vuelve a ensanchar su hoyo

Compartir con:

Expertos aseguran que en el hemisferio norte el ozono se recuperará para el 2030.

En el marco del Día Internacional de la Preservación de la capa de Ozono, el Servicio de Vigilancia de la Atmósfera (CAMS) del programa europeo Copérnico informó este jueves que el tamaño del agujero de la capa de ozono situado sobre la Antártida ha alcanzado una extensión mayor que esta región.

De acuerdo con el CAMS, en la temporada primaveral en el hemisferio sur (agosto-octubre), se forma un agujero en la capa de ozono que alcanza su máximo a mediados de septiembre y a mediados de octubre.

Cuando las temperaturas en el tope de la estratosfera empiezan a subir al concluir la estación de la primavera en el hemisferio, el agotamiento del ozono se ralentiza, por lo que el vórtice polar se debilita y se rompe hasta que en diciembre retorna a la normalidad, explican los expertos.

Los estudios indican que pese a registrar un tamaño normal a inicios de 2021, su actual tamaño supera al 75 por ciento de los agujeros de ozono en esta etapa climática desde 1979 en la Antártida tras haber crecido considerablemente en la última semana.

Según el director del CAMS, Vincent-Henri Peuch, el desarrollo del agujero ha ido como se esperaba, debido a su parecido con el año anterior, “que tampoco fue realmente excepcional en septiembre, pero luego se convirtió en uno de los más duraderos registrados”.

“El vórtice es bastante estable y las temperaturas estratosféricas son aún más bajas que el año pasado, estamos ante un agujero de ozono bastante grande y potencialmente también profundo”, alertó.

El servicio de Vigilancia realiza mediciones con modelización por ordenadores en combinación con los observadores por satélite, similar a las previsiones meteorológicas para obtener imágenes tridimensionales completas del estado del hoyo de la capa de ozono.

La protección de la capa continúa estando en las agendas medioambientales de distintos países como elemento prioritario para la conservación del planeta.

Expertos aseguran que el ozono se debe recuperar por completo en el hemisferio norte para el año 2030, al tiempo que en el sur será en 2050. En las regiones polares, habrá que esperar diez años.

Productos como los clorofluorocarbonos (CFC) y los hidrocloroflourocarbonos (HCFC) son causantes de su reducción. La comunidad internacional firmó el 22 de marzo de 1985 el Convenio de Viena en un esfuerzo para la protección de la capa de ozono.

Otro de los mecanismos es el Protocolo de Montreal, para reducir las sustancias que agotan la capa de ozono. Fue firmado en 1987 y se considera el acuerdo más exitoso hasta la fecha por su cumplimiento.

agenciasinc.es – PL – @CopernicusECMWF
Por: teleSUR – yart – NG

Compartir con:

Más leídas