Connect with us

Espacio

Tianwen-1 entra en órbita alrededor de Marte

Compartir con:

La primera misión china a Marte, Tianwen-1, alcanzó la órbita alrededor del planeta este 10 de febrero, según informan los medios de comunicación de esa nación.

El hito convierte a China en la sexta entidad en poner una sonda en Marte, uniéndose a Estados Unidos, la Unión Soviética, la Agencia Espacial Europea, India y Emiratos Árabes Unidos, cuyo orbitador llegó un día antes al Planeta Rojo.

El logro de hoy prepara el escenario para algo incluso más épico dentro de unos meses: el descenso del aterrizador y el rover en una gran planicie en el hemisferio norte de Marte, llamada Utopia Planitia, lo que se espera que tenga lugar en mayo. Generalmente China no publica detalles por adelantado de sus misiones espaciales, por lo que no se tiene seguridad de cuándo exactamente ocurriría el aterrizaje.

Una misión ambiciosa

China tuvo su primera oportunidad de llegar a Marte en noviembre de 2011, con un orbitador llamado Yinghuo-1 que fue lanzado junto con la misión de retorno de muestras Phobos-Grunt de Rusia. Sin embargo, Phobos-Grunt nunca salió de la órbita terrestre y Yinghuo-1 se quemó en la atmósfera junto a la misión rusa.

Tianwen-1 es un gran paso adelante respecto de Yinghuo-1. Para empezar, si bien cuenta con algo de colaboración internacional, esta misión fue completamente fabricada en China; fue desarrollada por la Administración Espacial Nacional de China (CNSA) y lanzada a bordo de un cohete Long March 5 el 23 de julio de 2020.

Además, Tianwen-1 es más ambicioso que el orbitador anterior. Más allá del tamaño y peso, esta nueva misión contiene un orbitador y un dúo aterrizador-rover.

Las naves medirán a Marte en una variedad de formas. El orbitador, por ejemplo, estudiará el planeta usando una cámara de alta resolución, un espectrómetro, un magnetómetro y un radar para mapeo del hielo, entre otros instrumentos científicos. También transmitirá las comunicaciones del rover.

Ilustración artística del orbitador, aterrizador y rover de la misión Tianwen-1. Crédito: CNSA/Academia China de Ciencias/Nature Astronomy.

El rover lleva consigo un importante conjunto de instrumentos, entre los cuales hay cámaras, instrumentos climáticos y geológicos, y radar para buscar bolsas de agua bajo el suelo marciano.

El aterrizador servirá como una plataforma para el rover, desplegando una rampa que el rover usará para bajar a la superficie del planeta. La configuración es similar a la que China ha usado en la Luna con sus misiones Chang’e 3 y Chang’e 4.

Si el módulo de descenso logra aterrizar y el rover consigue trabajar en Marte, China se convertirá en el segundo país (después de Estados Unidos) en operar exitosamente una misión en la superficie del planeta durante una cantidad de tiempo considerable. La Unión Soviética aterrizó la misión Mars 3 en 1971, pero las comunicaciones cesaron 110 segundos después de haber comenzado.

Se espera que el orbitador opere por al menos un año marciano (687 días terrestres), mientras que el rover debería sobrevivir 90 días marcianos en la superficie (93 días terrestres).

Fuente: Space.com – cosmonoticias.org

Compartir con:

Más leídas