Noticias - Zitácuaro Michoacán

Switch to desktop

10 fobias específicas muy comunes

10 fobias específicas muy comunes 10 fobias específicas muy comunes

Esos grandes y persistentes miedos a “algo”

Puede ser a la oscuridad, a alguien, el caso es que el “National Institute of Mental Health” (Instituto Nacional de Salud Mental) de los EEUU calcula que el 8.7% de las personas sufren de una o varias fobias especificas. Aunque las investigaciones todavía no encuentran qué es lo que detona una fobia y la desarrolla, sí sabemos que tienen sus raíces en las respuestas normales a los miedos.

La lista completa de fobias es inmensa, porque incluye cualquier cosa a la que cualquier persona le pueda tener miedo. Pero ciertamente hay unas más comunes que otras, y aquí te ofrecemos una lista de diez fobias específicas que están entre las más comunes.

  1. Acrofobia: Miedo a las alturas, distinto de la aerofobia (miedo a volar). A veces se confunde con el vértigo, una condición fisLaiológica que produce mareo o desorientación cuando se mira hacia abajo desde una altura considerable.
  2. Claustrofobia: Miedo a los espacios cerrados. Esta condición puede variar de regular a severa. En los casos más graves, el paciente puede desarrollar ansiedad a partir de un hecho tan simple como cerrar la puerta de una habitación. Muchos pacientes encuentran que su claustrofobia se dispara en algunas circunstancias tan comunes como entrar a un elevador o viajar en avión. También sucede que algunas personas descubren que tienen una claustrofobia latente que se dispara en cuanto son sometidas a una resonancia magnética.
  3. Nictofobia: Miedo a la oscuridad. Este miedo es común y generalmente se presenta en los niños pequeños. Cuando dura más de seis meses y causa ansiedad extrema, ya puede considerarse como fobia. Es mucho menos común en la gente adulta.
  4. Ofidiofobia: Miedo a las serpientes. Hablamos de fobia cuando el temor a los ofidios es irracional; es decir, cuando la persona no puede siquiera ver la imagen de una serpiente o hablar de ellas, no se diga ya tocarlas.
  5. Aracnofobia: Miedo a las arañas. Igual que en el caso anterior, es lógico temer a estos insectos, dado que algunas variedades pueden causarnos daño severo. Pero quienes padecen la aracnofobia reaccionan con miedo exagerado ante una fotografía, una teleraña o cualquier signo de que puede haber arañas cerca.
  6. Tripanofobia: Miedo a las inyecciones o agujas médicas. La tripanofobia es una fobia médica; otra repulsión más general, a las agujas no vinculadas al campo médico, se conoce como aicmofobia (miedo a objetos que puedan pinchar o cortar). La tripanofobia puede llegar a causar respuestas fisiológicas como una baja brusca de presión sanguínea y desmayo. Quien sufre esta condición en un grado extremo, puede rechazar todo tratamiento médico.
  7. Astrafobia: Miedo a truenos, relámpagos y tempestades común en la infancia. En casos extremos perdura hasta edades avanzadas y llega incluso al miedo irracional a ser alcanzado por un rayo. Tanto niños como adultos buscan protegerse en espacios cerrados, lejos de ventanas para no ver las tormentas.
  8. Nosofobia: Miedo a tener una enfermedad. Es el miedo irracional de padecer una enfermedad específica. Un desorden relacionado es la hipocondría, el miedo persistente a tener un mal no especificado. Quienes sufren cualquiera de estos padecimientos generalmente se vuelven pacientes recurrentes al consultorio médico, o pueden desarrollar un rechazo a los médicos movidos por el miedo a recibir malas noticias sobre su salud.
    “La enfermedad del estudiante de medicina” y la ”cibercondria” son variables de la Nosofobia: se desarrollan cuando el paciente investiga sobre un padecimiento y comienza a sugestionarse de que tiene los síntomas de la enfermedad que estudia.
  9. Misofobia, Germofobia o Bacterofobia: Miedo intenso a sufrir contagio por gérmenes. Se relaciona con un Desorden Obsesivo Compulsivo (DOC) que en este caso se manifiesta como el lavado repetitivo de las manos. Una diferencia es que quien padece el DOC se enfoca en acto de lavarse en sí mismo -haya o no suciedad- , mientras que quienes padecen misofobia se lavan para remover cualquier contaminación.
  10. Triscaidecafobia: “Miedo” al número 13. Las comillas se deben a que hay opiniones encontradas sobre esta repulsión: una corriente la considera miedo supersticioso, otra la ve como fobia o repulsión. Sea como sea, la Triscaidecafobia lleva siglos en la cultura occidental a tal grado que ha influido en el mundo moderno.
    Por ejemplo, es muy raro que un avión tenga una fila 13 de asientos o un edificio con un piso 13. Mucha gente incluso se niega a vivir en casas cuyo domicilio incluya el número 13.

Aunque mucha gente que padece fobias sabe que son irracionales, que no tienen fundamento, simplemente no pueden evitarlas. Por eso tales conductas son materia de estudio. Y aquí me detengo, pues en mi reloj ya van a dar las 13 horas.

elarsenal.net

Zitácuaro, Michoacán.© Todos los Derechos Reservados. soporte66@mizitacuaro.com www.mizitacuaro.com Licencia de Creative Commons

Top Desktop version

twn Are you sure that you want to switch to desktop version?
Canal de Youtube.com
Síguenos en Facebook
Síguenos